El Salvador ː Izquierda o derecha. Elecciones presidenciales 9 de marzo 2014. PARTE 4


Vienen las elecciones en El Salvador dentro de pocos días, y  cada quien tendrá que defender  sus propias convicciones a la hora de emitir el sufragio, y en este acto de fe política, confiamos en la veracidad e inviolabilidad del proceso. Quede quien quede, será la voluntad popular la que tendrá que ser respetada, por eso es necesario agotar hasta el último recurso emitiendo ideas y opiniones, para que ese supremo acto de reflexión plasmado en el voto, sea ejercido no solo con el estomago, sino con la mente y el corazón.

Actualmente el mundo se mueve dentro de una vorágine de cambios acelerados, e integraciones regionales y continentales. La globalización ha ocurrido por un efecto de cascada, donde la tecnología y la sobrepoblación absoluta o relativa, han ejercido la presión necesaria para que se den cambios fundamentales en el estilo de vida para  todos en el planeta. La pobreza y la riqueza se reparten de manera desigual, de aquí, los actuales ricos y pobres superan negativamente aquellas visiones medioevales, donde señores feudales poseían vasta regiones geográficas, pobladas por innumerables vasallos. Las sociedades antiguas y contemporáneas, parecieran no haber cambiado en el dato fundamental del desigual acceso al poder y a la riqueza. Los privilegios están a la orden del día, así como el aparato ideológico que justifica  casi todo, con el fin de acceder al poder de manera ilimitada y permanente. El por qué de este aparente estancamiento en lo que respeta al uso del poder político y económico, podría explicarse no solo desde la  óptica  política, sino haciendo uso de otros recurso que nos muestren que el ser humano no es en esencia bueno, sino solamente un ser dotado de potencialidades y limitaciones, con tendencias altruista y egoístas. Un ser  que responde a intereses no solo de grupos de interés , sino además de raza; lo cual no extraña dentro de un continente marcado por un mestizaje violento , cuya espiral se hace cada vez más amplia a media que avanza la historia latinoamericana  . Este conflicto ha impactado mucho la política de El Salvador, y basta observar un poco en este sentido para advertir lo señalado, lo cual bien podría convertirse en una trampa a la hora de aplicar el seso, porque la eficiencia no tiene que ver con la raza. Desgraciadamente, y es preciso señalarlo, tradicionalmente los grupos de poder no solo aquí en El Salvador, sino en muchos países latinoamericanos, han tendido a invisibilizar todo aquello que les recuerde a las razas vencidas. Este error heredado desde la época colonial, ya nos paso factura, atizando el subdesarrollo en  nuestras sociedades, las cuales en rebelión activa o pasiva han boicoteado un mundo donde no se sienten representados. Esta coyuntura de dislocación, con gran éxito es fácilmente asimilada por cualquier ideología contestataria, que  apueste a la conquista del poder político. Este aparente éxito no podría nunca ser atribuido a la eficiencia real, sino al producto de complejos raciales, que no deberían de existir en ninguna sociedad  moderna. Por lo anterior, este revanchismo sublimado  tiene mucho de legítimo, cuando al estigma de la raza se acompaña  la marginación y el empobrecimiento histórico. Efecto dominó que viene de nuestra historia originaria, y que en gran medida nos determina, pero que también nos vuelve predecibles a la hora de discernir entre lo razonable e irrazonable, que pudiera ofrecer una ideología política de izquierda o de derecha.

Por tales razones, no es suficiente asumir una posición partidaria, mucho menos impulsarla de forma masiva, partiendo de cualquier lastre anclado en el subconsciente colectivo, que de una u otra forma puede ser instrumentalizada a la hora de convocar a un conglomerado social a emitir el  voto.

Recordemos que las ideologías políticas y económicas, no defienden razas, pero si las instrumentaliza. El poder se convierte así, en una entidad capaz de capitalizar la pobreza material y espiritual de los pueblos, y si no veamos como  en las guerras mueren de todos los colores raciales. Aunque es fácil entender, que la superioridad tecnológica y militar dará siempre ventaja a quienes dispongan de mayores y mejores recursos. Por esto a la hora de querer entender la política de El Salvador, recodemos que ni la derecha ni la izquierda existen desde el inicio de los tiempos, solo son el acumulo progresivo y organizado de percepciones integradas de cómo ser y estar en el mundo. Ninguna es igual a otra, por eso es necesario rescatar parte de su historia, y así entender su evolución nacional, regional y mundial. Discernir sus aportes y logros sobresalientes  en la construcción de las sociedades modernas, no solo en el modelo ideológico, sino en el soporte de todo el aparato material que posibilita el avance científico y tecnológico. Así como de las libertades reales aplicadas, al desarrollo del ser humano  en escenarios diversos; haciendo contrastes de mayor a menor complejidad, respecto a la apuesta que hay que realizar no solo para las presentes sino futuras generaciones. Marcos regionales donde la beligerancia, podría incrementarse merced a rivalidades fundadas no en el humanismo, sino en el acaparamiento de un poder autoritario, populista y marcado por la lucha de clases. No tenemos tiempo para ver hacia el pasado, y condenar el presente. Solamente así podríamos hacer una mejor apuesta, no solo por modelos teóricamente coherentes, sino principalmente productivos.

Como un país en búsqueda de su destino, tenemos derecho a la paz, la eficiencia, así como al respeto   a sus valores,  que constituyen el horizonte hacia donde a diario dirigimos nuestra existencia. Allí se encuentran hoy, como ayer y como mañana ː Dios, la Familia y la Patria.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: