El Salvador ː Izquierda o derecha. Elecciones presidenciales 9 de marzo 2014. Parte 1.


En El Salvador actualmente se libra una guerra no solo  entre dos partidos políticos, sino FUNDAMENTALMENTE entre dos cosmovisiones diferentes; y no extraña que siendo un país tan  pobre, cualquier oferta alterna al poder tradicional, encuentre fácilmente eco en especial dentro de sus conglomerados mayoritarios. Esta aseveración parece quizás un tanto superficial, pero esconde seguramente claves importantes para entender las virtudes y falencias de ambos bandos, así como de las estrategias para captar el voto. De igual manera, asumir de forma  apresurada que todo lo malo que ha ocurrido en un país  es únicamente responsabilidad de un grupo, es demasiado simplista, porque independientemente que así fuera, existen también otros factores dentro de este  universo, los cuales  deberían ser resaltados y ponderados de manera imparcial.

Por tales razones, es necesario percibir que cualquier aire de incuestionabilidad y omnipotencia emanado  del poder establecido, nos debería poner en guardia, y así atrevernos a desentrañar la intencionalidad del nuevo discurso hegemónico. Por ejemplo, al poder tradicional siempre se le criticó desde mediados del siglo XIX, el paternalismo, caridad y beneficencia, utilizados para ejercer el control no solo de los cuerpos sino de las mentes del conglomerado social ; la misma estrategia está siendo usada con éxito por el actual gobierno de turno, lo cual solo es reprochable desde el punto de vista ideológico, porque nuestra gente al parecer lo interpreta como una muestra de solidaridad…pero esta es  solo una verdad a medias, aun cuando los medios radiales y televisivos muestren el beneplácito de una población empobrecida, especialmente escogida para agradecer la mano caritativa y salvadora. Pero no nos engañemos, los salvadoreños   no queremos más  caridad y paternalismo, sino un trabajo digno, que permita ascender en la escala humana, tanto a nivel material como espiritual. Algunos dirán sospechosamente, que este asistencialismo, solo  será el primer paso para alcanzar el desarrollo. Pero para otros, probablemente solo una estrategia maquiavélica remozada para alcanzar más votos, y después… veamos los atrasos y logros del socialismo real.

Cada quien puede llevar agua para su molino, pero recordemos que no es lo mismo una cosmovisión que otra. ¿Interesa esto?, debería pues lo que El Salvador es actualmente, no solo es responsabilidad de los que llegan al poder, sino además de quienes elegimos a los gobernantes. Además, en otro conflicto armado, los muertos serán puestos como siempre, por las grandes mayorías; y los grupos dirigentes siempre serán favorecidos con las prebendas que otorguen el saqueo, expropiaciones, o  las negociaciones en el caso de una tregua. Por ello, es necesario definir hacia donde apunta la brújula del proyecto político, que cada grupo defiende; direccionalidad que es preciso contrastar con el contexto nacional, regional y mundial. Valorar su viabilidad concreta no solo en base a los recursos materiales, sino principalmente si este proyecto de cambios, es congruente con la naturaleza humana. Más allá de los emocionalismos o intelectualismos trasnochados, que hoy por hoy se encuentran en un interminable conflicto por construir un nuevo imperio mundial, y cuya leña para atizar la hoguera con la cual se iluminan en esta noche oscura, se obtiene de las ilusiones, sueños y recursos de nuestros pueblos empobrecidos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: