Los niños de ayer , los corruptos y asesinos de ahora :¿ qué nos pasó ?


La frase con la que inicio el presente ensayo, como todas las afirmaciones , tiene sus claras y luminosas excepciones ; de aquí , al establecer un punto de reflexión en el tiempo , pareciera que pudiéramos entablar un diálogo con el pasado , con el objeto de plantear a manera de hipótesis, las causas que determinan la conducta moral del cuerpo social.
No podríamos afirmar que el ser humano es malo por naturaleza , sino talves atrevernos a decir que existen tendencias psico-biológicas , las cuales deben ser encausadas por una estructura cosmovisional previamente constituida ; y desde la cual se exprese el potencial ya señalado , como un relevo obligado en la historia .
Es en este punto al cual hay que volver nuestra mirada , porque las fuerzas que dirigen esta dinámica humana, han adquirido una intencionalidad que debe ser revisada con urgencia; juicio obligado para no llegar a la extinción. El olvido de esta misión sagrada, ha conducido al fracaso a muchos seres humanos , ayer niños, hoy monstruos asesinos , ladrones consumados, o hábiles especialistas en demagogia, que arrastran a millones, merced a mentiras elegantemente construidas , pero con olor a carroña .
Un proceso de transformación doloroso e inexorable , donde aquel potencial se trastocó en muerte y destrucción.Hijos de la corrupción , quizás la cosecha merecida , para un mundo que se estructuró en la pasividad cómplice ; o el temor a perder la vida, en esa guerra contra aquellas fuerzas, que hoy nos roban la paz , y parecieran conducirnos a un proceso cíclico de muerte y destrucción.
Esos seres oscuros , que hoy tienen manchadas con sangre inocente sus manos, ayer fueron también niños inocentes…¿dónde estuvimos cuando se convirtió aquella promesa en pesadilla? ¿ cuál es nuestra responsabilidad social e histórica frente a esta derrota social? Las preguntas son miles ,pero hay una, quizás la más importante , y es la que se refiere al presente; donde tal ves exista alguien muy cercano, que esté al filo del abismo , y a punto de romper las débiles ataduras con lo que hemos considerado bueno y respetable.
No existe duda alguna, cuando al ver la imagen inocente y tierna de un humano al nacer, apreciamos el potencial oculto y lleno de promesas, que encerradas en ese cuerpecito , constituyen el primer y más grave reto de toda sociedad mínimamente organizada.Los animales salvajes , desde su instinto ,nos podrían dar cátedra de responsabilidad a la hora del cuido de sus crías; y esta observación rescata la grave inversión de prioridades, a la hora de proteger y preservar nuestra especie.Pero esta contradicción, no se ha dado por azar , sino que es determinada por aquellas condiciones de pobreza crónica , dentro de la cual prosperan la desesperación, migraciones forzadas, alcoholismo, delincuencia, prostitución ,enfermedad, deserción escolar, divorcios, etc, etc. Consecuencias de un proceso, que teóricamente puede ser superado, con un giro de timón en la conciencia errada de aquellos que se lucran y prosperan, con este ambiente sombrío y triste.
El respeto a la vida se ha vuelto un cliché , que es usado por todos los dominios del saber, donde poco o nada se habla de la dignidad implícita al derecho vital,y sin el cual, el fundamento de la civilización se disuelve. De aquí parten muchos de los dispositivos que han castrado el derecho y el sentido del deber, para enfrentar todo aquello que se oponga al avance y dignificación de los pueblos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: