“El cientificismo o la nueva esclavitud moderna”.


Vivimos en una sociedad que escribe poco y lee menos, lo cual no se debe precisamente a la involución o atrofia de este hábito, el cual marcó a los seres humanos desde que se intentó transmitir el conocimiento a través del tiempo.
Lo que parece ha sucedido, es que el talante de la nueva conciencia moderna, ha impulsado un descrédito a todo aquello que está vinculado a un saber tipificado como “poco o nada utilitario”. Se cree erróneamente que sólo es preciso leer aquello que nos hará producir dinero, o exclusivamente vinculado a saberes especializados, que paradójicamente en la medida que se hacen más complejos, no necesariamente nos vuelven más humanos. Todo esto configura una especie de fiebre maligna, que al parecer ya esta tristemente posicionada en las nuevas generaciones; echando a perder mucho del potencial que poseemos, el cual en ningún momento debería estar centrado de manera exclusiva, en el dominio y explotación del mundo y sus recursos, sino en el desarrollo de una cosmovisión, donde encontremos algo más que la simple satisfacción de necesidades materiales.
De aquí surge a nivel mundial, el impulso despiadado hacia todas las profesiones utilitarias, y no es para menos, porque la intencionalidad que nace de conducir el mundo hacia este nuevo modelo cientificista, está castigando económicamente a todo aquel minúsculo ejército intelectual que se sale de esta horma. Lo cual demuestra el grave deterioro al cual se ha llegado, principalmente en países empobrecidos, donde estas manifestaciones intelectuales han quedada casi restringidas a grupos vinculados a sectores dominantes, a los cuales en gran medida asisten y asesoran. Pero no con el fin de promover un pensamiento liberador, sino como manifestación clara, para la manipulación de los grupos mayoritarios.
Y esto no ocurre por azar, porque el control y sanción de lo que se debe leer, está al servicio de un proyecto, que en el fondo no pretende construir naciones libres, sino promover la subalternidad, en conexión estratégica con otros centros de poder.
En este sentido, podemos advertir con claridad, que uno de los soportes de la tiranía moderna, es privilegiar aquellos saberes vinculados sólo a la producción de bienes materiales; o al financiamiento y promoción de intelectuales intrigantes, que legitiman y justifican el estado de cosas; pero que en el fondo sólo obedecen las directrices emanadas de los centros de poder mundial. Para todos aquellos seres humanos, vinculados a la academia que así subsistan, le diré lo siguiente: su labor destructora no es menos letal que la del terrorista, y peor aún, porque usurpando la dignidad que adquirió el conocimiento y la sabiduría en la historia humana, vendieron al mejor postor el destino sagrado de la humanidad.
La ciencia no es mala, pero el fanatismo, y cultivo exclusivo de ella, solamente promoverá el empoderamiento de una moderna y no menos letal aristocracia; sin conciencia, sin alma, excepto para su propio beneficios. Castrando con nuevos dispositivos de dominación, las mentes y los cuerpos. Por lo anterior, ante este nuevo cientificismo hegemonista, deberemos responder que la ciencia podrá ser “sólo un instrumento” a nuestro servicio, y no convertirse equivocadamente en un destino.
Por esto es necesario, ¡ urgente ! , abrir los ojos de la verdadera inteligencia, que siempre verá más allá de “la cuenta y la medida”; desafiando de manera transformadora, todo aquello que consideramos, va por el rumbo equivocado. Si esto no lo asumimos, de nada habrá servido nuestro breve paso por la vida, y seguramente seremos recordados en la posteridad, como los “esclavos modernos”.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: