“Las enfermedades en Latinoamérica: un proyecto de exterminio”.


La ola de enfermedades que actualmente está sacudiendo a las sociedades de los países de la periferia, debería cuestionarnos en el sentido de tratar de entenderla no como una simple calamidad, o fenómeno producto del azar; sino como parte de una realidad ordenada, de tal forma que sus consecuencias sirvan en el balance de la articulación del poder mundial. Porque la visión matemática con la que se está manejando el mundo moderno, se inclina a un tipo de soluciones, que en nada tienen que ver con la moral, ni mucho menos con la piedad. En tal sentido, podemos perfectamente asumir que los efectos que el subdesarrollo de los países empobrecidos, tiene sobre los países considerados del primer mundo, está siendo enfrentado con un tipo de estrategias, las cuales tendríamos que deducir de acuerdo a las múltiples evidencias obtenidas de la realidad cotidiana. El repunte en el crecimiento poblacional, y principalmente la ola migratoria que satura los diferentes estratos de las sociedades del centro; al parecer están generando enorme preocupación en estas sociedades receptoras, a tal punto que existen sonados debates sobre si es lícito admitir e integrar a estos ejércitos migrantes. Por lo anterior, no extraña la existencia desde el siglo pasado de multibillonarias campañas mundiales, para frenar el crecimiento demográfico en países mal llamados tercer mundistas. Y en tal sentido perfectamente podemos entender , que al haber prácticamente fracasado la anterior estrategia, se deben estar realizando medidas sustitutivas , pero sobre todo más eficientes y radicales. El colapso de las economías dependientes, no solamente es el ingrediente fuerte en esta aparente conspiración, sino principalmente al repunte de patologías mortales que abarcan enfermedades bacterianas, virales, cánceres, insuficiencia cardiaca, respiratoria y renal…sólo por mencionar algunas .Y cuyo origen escapa de ser rastreado con claridad, incluso para las acostumbradas razones esgrimidas por los clásicos textos médicos. Lo anterior no nos debería extrañar, porque cuando se tiene una visión del mundo marcada por un esquema de guerra permanente, con el fin de conservar la hegemonía suprema; las medidas usadas en esta dirección – cualesquiera que estas sean – podrían entenderse fácilmente.
El poder basado en el conocimiento en ningún momento es neutral, de aquí, un amable y aparentemente científico bonachón, tal vez ignorando el objetivo de su esfuerzo, elabora día y noche la formula que probablemente sea utilizada en el diseño de un virus letal; y este tendría mejores resultados en el control demográfico, y sin los costos diplomáticos ni económicos, que otros modelos de exterminio basados en una guerra convencional. ¿Es posible que esto suceda? todos sabemos que ya ha ocurrido, y en consecuencia puede volver a ocurrir; probablemente en otros escenarios geográficos e históricos, pero con iguales o peores efectos. Por lo anterior, cuando nos enfrentamos al análisis de los graves problemas sanitarios que sacuden a los países empobrecidos, no debemos dejar de lado ninguna posibilidad, por inmoral que esta pudiera parecernos; porque nuestra percepción de lo posible, está limitada por el ocultamiento a una información “clasificada”. Pero que es posible inferirla con facilidad, aplicando una lógica elemental, basada en el conocimiento que otorgan la ciencia; pero fundamentalmente en la fuerte sospecha de la existencia de un modelo de hegemonía mundial, que al parecer ya decidió quien vive y quien muere.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: