“Nacemos muertos” : una denuncia desde España para A.L. y el mundo.


Este día en un lugar de España – 3 de abril del 2013 –, Ana Colchero Aragonés ex actriz famosa ,y ahora escritora comprometida con la justicia social, anunció la próxima publicación del libro , cuyo titulo es : “Nacemos muertos”; en el cual pareciera recogerse y actualizar el principal drama que aqueja el mundo: el dolor humano.
Con ella, la sensibilidad femenina está recuperando su lugar en un mundo grandemente monopolizado y dirigido por hombres; lo cual no solo es excelente y fundamental, sino imprescindible. Debido a que en ellas está contenido un mundo, el cual en gran medida es minimizado y silenciado. Por ello, el pecado que pagamos por impulsar este modelo marginador de cultura-fuerza, es castigado con este cataclismo de desorden, corrupción y dolor ya democratizados; y que se ensaña con más furor en A.L.

Pareciera que somos un barco a la deriva el cual busca recomponerse en medio de la tormenta; para este efecto propuestas literarias del calibre de “Nacemos Muertos”, son luz de reflexión interpeladora hacia una realidad en la que vivimos y morimos.
Título fuerte pero expresivo, en el que está contenida una clave con la cual se puede entender el mundo de la pobreza y opresión en A.L.
Parece un tema trillado, pero es de gran actualidad, y su puesta en la palestra es motivo de alegría porque nos hace ver que a pesar del boom distorsionador de los medios de comunicación, el dolor y sufrimiento de los más desposeídos de la tierra, ha encontrado una vez más el tan esperado eco, pero desde una nueva y original interpretación.
Los proyectos necropolíticos orquestados por quienes creen bien manejar los intereses del mundo ,se traducen precisamente en el olvido tajante de todo aquello que escape a su fórmula matemática …para ellos la vida humana es valiosa , solo si se inserta en el engranaje del poder . De aquí, la individualidad y las vivencias íntimas que sobre la realidad puedan surgir en medio de todos, no serán valiosas excepto sí se insertan en esa maquinaria que tritura civilizaciones enteras en aras del poder.

Pero aún más allá, es posible captar desde su título y en su mayor profundidad, esa muerte que se pacta desde antes de ver la luz; muerte que no sólo es física, sino espiritual y moral. A través de modelos de estados nacionales que se venden como estructuras monolíticas y cuasi divinas, ante las cuales hemos de postrarnos y ofrendar lo más sagrado. Esta gran mentira no es posible mantenerla por más tiempo, porque no es posible nacer muertos a la primavera, y ver convertidos esos arrullos maternales en llantos profundos que claman a Dios; porque esta pobreza que pare muertos, no solo es patrimonio de quienes carecen de una tortilla que comer, sino también de quienes sirviéndose suculentas viandas, están ciegos o sordos ante el sufrimiento del mundo: madre de todas las guerras.

Por ello, es preciso nacer vivos y felices para cantar con esperanza, y llorar de amor en medio de un mundo que aún acepta y respeta el valor de la vida, de quienes se ofrendan por salvar de los por nacer.
¿Tendrá acaso sentido “la violencia” como el pan que da la muerte, en un camino que día a día transitamos TODOS hacia la inexorable, periódica e irreversible disolución? Negarse a entender esto, es aceptar que “Nacemos Muertos”; pero la esperanza se esconde aguardando que algún día ,la cordura recupere su lugar de privilegio en el mundo cotidiano, y logremos repartir el pan de la vida justa y digna, sin distinción de raza, credo o condición social.

Por Mario Oliva Mancia.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: