EL SALVADOR : RAICES DE LA VIOLENCIA. FINALES DEL SIGLO XIX Y PRINCIPIOS DEL XX.


La violencia en El Salvador tardo-decimonónico fue un fenómeno multicausal, y sus consecuencias variadas; la prostitución, el alcoholismo, y la criminalidad – entre otras – , podrían ser solo la punta del iceberg de algo más complejo. Siendo su raíz principal una particular cosmovisión en la cual se insertaron los proyectos de dominación que se subsumieron en todos los estratos de la sociedad.1 Generando una serie de cambios, los cuales deberán ser interpretados haciendo hincapié no solo en la intencionalidad de los proyectos de innovación en el marco de las Reformas Liberales, sino verificando su real implementación en el entorno histórico-social para el cual fueron diseñados. Dando cuenta de las reacciones de una población marcada por el mestizaje, y una ciudadanía de carácter restringido.2
El ser humano participa de los avances y retrocesos de la sociedad que le da cobijo desde que nace hasta que muere, y es aquí donde se fragua ese entorno social en cual se plasma la historia personal y colectiva.3 Pero el rol que cada uno de los integrantes de la sociedad juega en la construcción de su destino, va a depender del lugar que estos ocupen dentro de ese universo social particular. Y solo al hacerse presente la fuerza del colectivo social en sus diferentes expresiones, podremos acercarnos a las causas subyacentes que la condiciona; siendo estas, limitaciones o ventajas propias de la sociedad en cuestión. El repunte de la violencia será por tanto, la expresión de un diagnóstico que involucre no solo a los gobernados, sino principalmente a los gobernantes.
Así, el nivel de desarrollo que está a la base de todo proyecto de Estado-nación debe su impulso no solo al avance de los saberes científico-técnicos emanados de sus grupos dirigentes, sino principalmente del convencimiento que estos tengan respecto a los beneficios que tales implementaciones modernizadoras ejerzan en campos como el de la salud, educación, prevención del delito – por mencionar algunos –. Solo de esta manera se podrán evaluar los avances o retrocesos durante determinada gestión administrativa.

A finales del siglo XIX y principios del XX en El Salvador, muchos de los cambios implementados en el agro entre 1880 y 1882, bajo el mandato del entonces Presidente Rafael Zaldívar ejercieron un enorme impacto en el repunte de la violencia y miseria, dado que tales medidas no contemplaron probablemente en su momento el impacto negativo ejercido sobre las grandes mayorías indígenas y ladinas de la época.
El haber apostado a una economía agro-exportadora, basada principalmente en una agricultura monocultivista centrada en la caficultura; marcó todo un proceso sistemático de carencias sociales , generando descontento popular. Lo anterior se buscó solucionar creando y fortaleciendo instituciones que velaron por el fiel cumplimiento de las reformas en curso; así, el Ejercito fue el garante principal de este proyecto 4, además de una serie de estructuras de poder que se desarrollaron al interior de las fincas y haciendas, creando las redes clientelares que dieron su apoyo a los grupos dirigentes de la época.5
La modernidad que asimilaron los grupos dirigentes de la época busco fundamentarse en gran media dentro del positivismo y darwinismo social; que en gran medida minusvaloraron la percepción hacia el indio y mestizo. Todo esto sirvió para orientar muchas de las políticas y visiones culturales, llegando a tener rango oficial.6 Y en consecuencia, muchas de las falencias y contradicciones que se sucedieron dentro de este periodo, han conducido a establecer la posible existencia de un proyecto de invisibilización progresiva, y eventual exterminio denominado Higienismo Social.7
Todo esto entorno histórico definió de manera predecible un perfil psico-biológico compartido y heredable, el cual determina un modo de apropiación de la realidad, y en consecuencia de su praxis histórica.8 De aquí, las raíces de la violencia parecieran responder en gran medida a toda una serie organizada de eventos que han tenido un lugar en el tiempo; muchos de los cuales se gestaron durante el siglo XIX y principios del XX.
Así, la historia de un pueblo, da cuenta de las vicisitudes plasmadas en los diferentes relatos que datan de un período específico. La época de las Reformas Liberales en El Salvador tardo-decimonónico debería ser dilucidada desde un contexto más amplio, abarcando un arco de interpretación, que podría ser extendido hasta el presente. Porque sus consecuencias, deben ser rastreadas no desde períodos históricos clausurados en un tiempo arbitrariamente escogido por metodologías de análisis, sino desde perspectivas que nos permitan asumir las consecuencias buenas o malas en el devenir del siglo XX, y XXI.
El hecho que seamos herederos de una serie inconmensurable de variables económicas, políticas, sociales, ideológicas, etc., podría tal vez minimizar la responsabilidad en la participación de determinados individuos o grupos en los destinos de la sociedad; pero es ineludible el juicio sobre la responsabilidad que desde la perspectiva de la violencia o la miseria en la sociedad salvadoreña tengamos que hacer.
Los grupos dirigentes en El Salvador han poseído en cierta medida, la capacidad de modificar muchas de las variables que definieron el perfil de la sociedad que les ha tocado gobernar; dado que la inclusión de muchas de las modalidades del ejercicio del poder a nivel regional fueron desarrollados a partir de similares imaginarios hegemónicos; igualmente asimilados del contexto mundial, y que produjeron mejores resultados.9
Las consecuencias derivadas de la asimetría al interior del orden social en El Salvador tardo-decimonónico, dieron paso a la asimilación del concepto de clases peligrosas.10 Dentro de la que se incluyeron aquellos grupos humanos marcados por el estigma de la degeneración.
Así, la prostitución, la vagancia, la criminalidad, el alcoholismo, fueron entre otros fenómenos sociales, parte consustancial al modelo de desarrollo económico y político; pero, principalmente, representó un reto a las sociedades en cuestión para replantearse las soluciones pertinentes de acuerdo a sus respectivas percepciones de lo que consideraron bueno o malo para el orden social.
El balance de este proyecto con el cual se ejerció la hegemonía, y se implementaron las medidas para ejercerla, están inmersas en el proyecto reformista tardo-decimonónico el cual no solo buscó transformar la realidad económica sino construir un modelo de Estado-Nación dentro de un modelo liberal-positivista. Así la ciudadanía pasó a ser el estatuto jurídico con el cual se permitió o negó el acceso a los derechos y deberes correspondientes. Pero este modelo de ciudadanía liberal basó su definición en elementos rescatados del positivismo, darwinismo social y del cientificismo biologicista, de los que emanaron las concepciones de la antropología criminal y de un saber medico-psiquiátrico que se decantó en la construcción del imaginario de la degeneración como un estigma de la raza. Esto último marcó el derrotero con el cual la visión policiaca del Estado –nación liberal de la época creó y ajustó sus respectivas instituciones.
………………………………………………
NOTAS.
1. Contemporáneamente, la clasificación entre naciones desarrolladas y subdesarrolladas, sugiere una intencionalidad emanada de una interpretación ideologizada, y que de manera paradójica logra enclaustrarlas en una estructura dinámica; facilitando en cierta medida, la circularidad de la pobreza material y moral, cuya expresión última es el fenómeno la violencia.(Nota del autor)
2. Ver: José Guilherme Merquior, Liberalismo viejo y nuevo, FONDO DE CULTURA ECONÓMICA, S.A. DE C.V., México, D.F., 1993, p. 20.
3. Ver: Ignacio Ellacuria, Filosofía de la realidad histórica,p.411-416.
4. Ver Patricia Alvarenga, Cultura y ética de la violencia. El Salvador 1880-1932, p. 43.
5. Ver : Erik Ching, Patronage, Politic and Power in El Salvador, 1840-1940, (Patronazgo, Política y Poder en El Salvador, 1840-1940) Ph.D. Dissertation, University of California, Santa Bárbara, 1997.

6. Ver: David J. Guzmán, Apuntamientos sobre la topografía física de la República del Salvador, pp. 254-255.

7. Ver : Mario Ernesto Oliva Mancia, “Ciudadanía e higienismo social en El Salvador, 1880-1932”, Tesis presentada para optar al grado de Doctor en Filosofía Iberoamericana, Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”, San Salvador, 2011.El concepto del higienismo social se fundamenta principalmente en las teorías de la policía médica desarrollada por Johann Peter Frank (1745-1821) en 1799, así como de los aportes del positivismo en las áreas del conocimiento vinculadas a interpretar el fenómeno de la salud y la enfermedad de la sociedad europea del siglo XIX. Ciertamente, la idea alrededor de la que se desarrolló el concepto de policía médica –de acuerdo al modelo desarrollado por J. P. Frank- fue el buscar resolver los problemas de la salud y enfermedad en el marco de la realidad política y económica de una sociedad específica. Pero haciendo uso de los recursos del Estado, con el fin de utilizar sus instituciones para enfrentar la pobreza y enfermedad. ―La idea de policía médica… basada en un sistema político, económico y social particular… enfoque social amplio, la preocupación por las relaciones sociales entre salud y enfermedad…‖ Ver: George Rosen, De la Policía Médica a la Medicina Social, pp.163-165; Henry Sigerist, ―Johann Peter Frank: Un Pionero de la Medicina Social‖, Salud Colectiva, Buenos Aires, 2006; 2(3), pp. 269-279.
8. Ignacio Ellacuria, Filosofía de la realidad histórica, pag.412,420. Los factores que construyen la salud humana involucran variables vinculadas no solo al tipo de alimentación, educación, vivienda, higiene, etc., sino – de manera menos perceptible y no por eso menos importante – , a la psico-biología heredada. La cual está marcada por el cúmulo de falencias emanadas de la poca integración de los diferentes estratos del conglomerado social. Aquí subyacen los imaginarios del poder como resultante de todos aquellos factores históricos derivados de los periodos de la conquista, colonia, así como del mestizaje, entre otros.(Nota del autor)

9. Javier Rodríguez Sancho, ―El Estado en Costa Rica, la Iniciativa Pública y Privada Frente al Problema de la Pobreza Urbana. San José (1890-1930)‖. Anuario de Estudios Centroamericanos, Universidad de Costa Rica, 26 (1-2): 55-77, 2000. Disponible en: Http://cariari.ucr.ac.cr/~anuario/jrodriguez. El determinismo histórico no se puede aceptar, para evadir responsabilidades probablemente ancladas en hechos vinculados a proyectos cosmovisionales que respondieron intereses foráneos.(Nota del autor)
10. Cfr. Richard F. Wetzel, Inventing the Criminal: A History of German Criminology, 1880-1945, Chapel Hill, NC: University of North Carolina Press, 2000, p. 26. Para Michael Foucault: ―Ese bio-poder fue, a no dudarlo, un elemento indispensable en el desarrollo del capitalismo; este no pudo afirmarse sino al precio de la inserción controlada de los cuerpos en el aparato de producción y mediante un ajuste de los fenómenos de población a los procesos económicos‖. Michael Foucault, Historia de la sexualidad 1: la voluntad del saber, p. 170. A finales del siglo XIX, los medios periodísticos brasileños también se sumaron en la denuncia contra las “clases peligrosas”. Así, las prostitutas, vagos, mendigos, y menesterosos en general fueron incluidos en esta categoría. Ver: Beatriz Marocco, Prostitutas, jugadores, pobres y vagos en los discursos periodísticos. Porto Alegre-siglo XIX. Disponible en: http://www.tdx.cat/TESIS_UAB/AVAILABLE/TDX-0123104-162826//bm1de1.pdf. Ver también: Gemma Nicolás Lazo, La reglamentación de la prostitución en el Estado español. Genealogía jurídico- feminista de los discursos sobre por prostitución y sexualidad. Tesis Doctoral Disponible en: webs.uvigo.es/pmayobre/pdf/tesis_prostitucion.pdf

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: